Páginas vistas en total

domingo, 17 de abril de 2011

PESTUÑOS DE SOBREMESA

Octopus Poster by Michael Heilemann, on Flickr
                                                                                by  monsoon_wind_dhaka

Entre amigos, solemos comentar cuanto tardamos cada fin de semana en ser vencidos por el sueño tras sentarnos ante el televisor después de comer. Al horario, ya de por sí crítico, se une la inestimable colaboración de las llamadas "cadenas generalistas" y su programación.

Las mejores siestas, sin duda, son facilitadas por aquellos pestuños de sobremesa sobre ataques de rabiosas avispas asesinas. Quien dice avispas dice abejas, arañas, pulpos, calamares gigantes, termitas, ratas y cualquier otro animalito desagradable, solo ó en grupo, porque la película seguirá siendo un calco de la anterior. Planteadas casi siempre en el ámbito rural, giran en torno a niños traviesos que molestan a los bichos en cuestión, generalmente transportados inconscientemente hasta el lugar; uno o varios ataques dentro de un coche o barco del que la víctima, claro está, no puede salir; el repentino descubrimiento de algún cadaver ya atacado por la plaga; un sheriff que intenta manejar la situación con mejor o peor fortuna, etc., etc., etc.    
                                                                                                            
                                                                                                                             by  ralphhogaboomPoster design for Independence Day movie by ralphhogaboom, on Flickr
Merecen un destacado especial los insufribles largometrajes centrados en torno a catástrofes naturales, elaborados a imagen y semejanza unos de otros. Véase una ola gigante que destruirá la costa Este u Oeste estadounidense, a no ser que el comité de emegencia (siempre reunido en una sala de control con muchas pantallas y gráficas con lucecitas) ponga antes remedio. Otros ejemplos del mismo perro con distinto collar son los destructivos terremotos, volcanes en erupción, tornados desoladores, contaminaciones químicas o virus letales. Todas estas películas, casi sin excepción, se inician presentado al espectador pequeños signos anticipadores de la tragedia en ciernes y cuentan cómo el héroe de turno logra salvar la situación, sin tener que mancharse las manos en eliminar al malo de la película, porque el desastre natural en cuestión se ocupará de hacer el trabajo sucio. Un patrón que también se repite machaconamente es que el heroe protagonista y su familia están fisicamente distanciados, por lo que buena parte de la trama se va en intentar la reagrupación familiar "in extremis".

                      by  monsoon_wind_dhaka                                                                           by  yotambientengosuperpoderes Cartel de La Momia 3 by yotambientengosuperpoderes, on Flickr
The_Day_After_Tomorrow_movie by monsoon_wind_dhaka, on Flickr

               

Otro de los pilares básicos del género soporífero son aquellas cintas, al más puro estilo "Estrenos TV", sobre una mujer perseguida por un asesino y/o violador en serie. Vamos, la puntilla para una vida llena de desafíos y desgracias hasta que su vecino, compañero de trabajo, detective de homicidios ó similar, le salvan del peligro abriendo para ella las puertas de un nuevo horizonte semtimental que, después de tanto sufrir, la chica tenía muy merecido.

Por último, no podemos olvidar algunas cintas románticas hasta decir basta, otras del peor género fantástico ó simplemente  tan impresentables que ni siquiera admiten catalogación, pero que provocan idéntico efecto sedante.

                                                                               by  urbanshoregirl 
Ghost Poster by urbanshoregirl, on Flickr
                                                                                    
Entre mis pestuños favoritos, con efecto adormecedor más inmediato que el más eficaz de los somníferos destacan leños de grueso calibre como Temblores, Un pueblo llamado Dante´s Peak, Volcano, Twister, El ataque de las abejas asesinas, Tentáculos, Octopus, La momia, El barco fantasma, Aracnofobia, Anaconda, Deep impact, Poseidón, Waterworld, Independence day, Mensaje en un botella, Kate y Leopold, Marabunta, Ghost, El día de mañana, y otros que se suman a la larga lista de aportaciones cinematográficas con las que conciliar el sueño en las sobremesas de sábados y domingos. Y en el caso poco probable de no cumplir el efecto deseado, siempre quedará volver a enfrentar cualquiera de los pestuños que ya has visto (al menos empezar), tarea que gustosamente nos facilitan una y otra vez muchos canales de televisión. ¡Felices sueños!

14 comentarios:

Isabel dijo...

Ja, ja ,ja me he reído mucho con tu post, lo describes perfectamente. Hay películas para dormir, jajaja. Por cierto, tenemos el mismo telón de fondo ;)
Saludos!

Ricardo Pérez dijo...

Un artículo muy simpático el tuyo. Concuerdo totalmente con tus "pestuños".
Un saludo.

Dickson dijo...

Al menos cumplen una función por la que estar agradecido a esa clase de cine. Saludos.

Lala dijo...

Como bien dice Dickson,que haríamos nosotros sin esos truños que hacen que nos despertemos con la baba en la comisura como si hubieramos dormido 24 horas seguidas.

Muy divertido tu post!!

BEsotes!!

FATHER_CAPRIO dijo...

El dormir después de comer (siesta para los amigos) es algo de lo que todos los españoles entendemos. Los europeos "dicen" que, como la paella, es un producto tipical "spanish". Y para favorecer ese deleite patrio,bienvenidas sean las películas pestuños, los salvames con luxe o sin luxe, y los documentales de leones comiendo.

Pero los niños y los monstruitos no tienen la exclusiva del cine soporífero. Si queréis echaros una siesta magnífica ver El puente de San Luis Rey.... Una siesta para recordar.

Gracias por tu invitación

Saludos

Dickson dijo...

Gracias por la sugerencia. Conozco "El puente de San Luis Rey", pero con las malas referencias, casi unánimes, que le dieron en la época de su estreno, no me quedaron muchas ganas de verla. Tomo nota de su utilidad como somnífero. Saludos.

Patri dijo...

Hola Dickson, ya estoy de vuelta (a tu blog!) y que agradable sorpresa esta entrada que veo que ha encantado entre tus seguidores y no es para menos, es original y creo que todos estamos en sintonía en este tema pestuño...
saluditos

Dickson dijo...

Bienvenida de regreso, Patri. Ya te echaba yo en falta por estos pagos.

Manderly dijo...

Aunque no soy muy dada a ver las películas de la televisión, creo que las que me dan sopor son las de 'estrenos tv', que son todas iguales y sin ningún interés.
Saludos!

Dickson dijo...

Claro, Manderly. Esas son de las que necesitan poner el despertador, no sea que te levantes a la hora de la cena. Saludos

Clementine dijo...

Pues yo huyo como de la peste de todos estos tipos de películas que has resumido perfectamente aquí. Ni siquiera me sirven para la siesta, que no practico, ya ves. Con la cantidad de clásicos que me quedan por ver y me mantienen, además, bien despierta...
Me ha encantado tu descripción de las películas tipo "Estrenos TV", no puede ser más exacta.
Besos.

Dickson dijo...

Si no duermes la siesta, haces bien en no martirizarte delante del televisor con estos peliculones, que podrían afectar a tu salud. Un abrazo.

J. feat. J. dijo...

Si después de escribir "leños de grueso calibre" nombras películas como Temblores, Un pueblo llamado Dante´s Peak, Volcano, Twister, El ataque de las abejas asesinas, Tentáculos, Octopus, La momia, El barco fantasma, Aracnofobia, Anaconda, Deep impact, Poseidón, Waterworld, Independence day, Mensaje en un botella, Kate y Leopold, Marabunta, Ghost y El día de mañana... Me hago seguidor de tu blog automáticamente.


Un saludo, Dickson.

Dickson dijo...

Asumo las consecuencias de lo que digo y me reafirmo en el calificativo. Bienvenido, J. feat J. y quedas formalmente invitado a seguir el blog. Prometo pasarme por el tuyo. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...