Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2011

LA CENA DE LOS IDIOTAS

¿Qué tiene en común una pandilla de burgueses que cada miércoles se reune a cenar para mofarse del tipo más estúpido que puedan convidar al evento? Pues ser personas de lo más arrogante, cuya prepotencia puede abocarles a convertirse en el cazador cazado. Este podría ser un breve resumen de la divertida historia que contiene La cena de los idiotas, exitoso largometraje francés de 1998 donde su director, Francis Veber, llevó a la gran pantalla una obra teatral de cosecha propia.

Pierre Brochant (Thierry Lhermitte), un brillante editor que estuvo a punto de ser interpretado por Gerard Depardieu, capta al simplón y bienintencioado François Pignon (Jacques Villeret) bajo el pretexto del fingido interés en publicar un libro acerca de las reproducciones de monumentos emblemáticos construidas por éste con miles de cerillas.  

Pura y dura comedia de situación -entre las mejores del reputado cine cómico francés- que se va complicando conforme avanza el metraje, gracias a unos diálogos ingeniosos que le dan rapidez y frescura. Eso no impide que nos paremos a pensar en su trasfondo: el reproche a toda una clase de adinerados triunfadores que van por ahí mirando al resto de la humanidad por encima del hombro. Y es que la historia me parece tan divertida como cruel, tal vez porque nunca he soportado la falta de respeto gratuita hacia el prójimo, por muy estúpido e irritante que éste sea. No parece, sin embargo que la idea cale en el yuppie protagonista, que trata de justificarse ante su esposa cuando le dice: "¿Qué hay de divertido en invitar a un infeliz para burlarse de él?" Mientras, él responde; “No es un infeliz, es un idiota. ¿Qué hay de malo en reirse de un idiota? Para eso están.”


Hasta el físico de los protagonistas les distingue con claridad. El tonto es bajito, gordo y calvo y si conserva algo de pelo sólo sirve para darle una apariencia más ridícula. El listo, en cambio, es bien parecido, ojos azules, alto, delgado y claro está, con toda su cabellera. Ahora bien, lo que más distancia a ambos es su interior y pese a que pudiera parecer que también el yuppie gana en inteligencia, puede que sea más avispado que Pignon, pero sobre todo le gana en osadía e imprudencia, lo que termina por convertirle a la postre, no sólo en peor persona sino en el más tonto de los dos.

La-cena-de-los-idiotas

Por mi parte, no puedo hacer otra cosa que recomendar La cena de los idiotas a quienes esperen pasar un rato divertido lejos de las preocupaciones de la vida diaria y comentaros, para terminar, un par de curiosidades. La primera es que muchas de las peliculas escritas y dirigidas por Francis Veber tienen como protagonista al siempre incauto, torpe e inocente François Pignon, aunque varíe el actor que le da vida. Y la segunda que, a causa del éxito alcanzado, se hayan hecho después versiones tan dispares como la hollywoodiense La cena ó la llevada a cabo por la factoría Bollywood bajo el título Bheja Fry.

Y aunque no sea muy dado a repartir consejos, si un desconocido os invita a comer con sus amigos, yo que vosotros declinaría amablemente la invitación, por lo que pudiera pasar.  

27 comentarios:

Patri dijo...

Que sorpresa!!! me ha encantado tu entrada, es tan entretenida y al tiempo tan triste como la propia pelicula. Es dificil que no guste, esta obra es original, constante, emotiva y filosófica. Como tiene que ser Bheja Fry??!!!En cuanto a Veber, no por nada le aclama la crítica como escritor y guionista - su adaptación de Una jaula de grillos le valió una nominación en esta categoría en el año 1996.
Para terminar, destaco la excelente interpretación de Jacques Villeret, consiguiendo que nos pusieramos de su parte y del de su tierno corazón que terminó por vengarse de los desalmados comensales.
Un saludo Dickson!

Dickson dijo...

Gracias, Patri. Si navegas por la red puedes encontrar facilmente el trailer y fragmentos de Bejha Fry, toda una curiosodad.

Por otro lado, aunque su papel más conocido fuera de Francia es éste, Jacques Villeret hizo un puñado de buenos trabajos antes de morir. Saludos.

Lala dijo...

Hola Dickson, me he vuelto a hacer tu seguidora porque he recibido tu correo y no estaba en la lista de seguidores, no se si te habrá pasado a ti lo mismo conmigo.

En cuanto a la cena de los idiotas una película muy divertida, yo he visto la pelí y la obra de teatro y, la verdad, es que estuvieron muy bien las dos. El fondo de la película es duro y bastante real, lamentablemente, porque hay mucha gente que se piensa que es alguien importante por tener dinero, posición y un sinfín de tonterías más, y encima se permiten el lujo de prejuzgar a otros y reirse de llos. Cuando al final descubran que no tienen nada real ya verás que sorpresa se llevan los tontainas. Opino como tú, criticar de forma gratuita o faltar al respeto a alguien es lo peor.

Besos

Clementine dijo...

No la he visto, Dickson, pero tú me corroboras lo bien que me la han puesto siempre. Tomo buena nota. Un beso.

Dickson dijo...

Hola, Lala. He comprobado que sigo apareciendo entre tus seguidores y continuo recibiendo tus actualizaciones. Lo que me dices de mi blog no me sorprende, porque aparte de los líos de estos días, tenía mis propios problemas con el gadget seguidores.

En cuanto a la película, yo también la disfruté mucho. Es de esas que, sin ser un peliculón, te dejan buen sabor de boca y eso que seguramente perdamos con la traducción un puñado de gracietas que sólo se aprecian en V.O. Besos.

Dickson dijo...

Pues me sumo, amiga Clementine, a quienes te la recomendaron. Además es bastante breve (una hora y poco más) y fresca, por lo que se deja ver con agrado. Un beso.

Manderly dijo...

La vi hace años y aunque es simpática, en el fondo me parece una comedia demasiado sinvergüenza.
Ya sabes lo que se dice: cuando apuntas a alguien con el dedo, los otros dedos de apuntana ti.
Saludos!

Javi dijo...

Una de esas películas que llevan tiempo en la recámara y que por una cosa u otra no termino de ver. Tu excelente comentario la vuelve a poner en el candelero; me interesa el tema, y me agradaría que a ese al que invitan esos aburridos y perniciosos burgueses se sublevara y le terminara dando a éstos una lección que no hubiesen olvidado nunca (porque ya hace falta ser aburrido para divertirse de ese modo; mira que no hay cosas divertidas sin tener que humillar a nadie!)

Mario dijo...

Tengo la versión americana, creía que es algo para matar el rato, pero viendo que hay una película original voy a verla con mayor curiosidad la que tengo, porque seguro que el filme francés es difícil de encontrar, tendré que conformarme. Sobre burlarse de los demás , creo que es un acto de inmadurez y de abuso, uno se burla del que puede por lo tanto es siempre por algún tipo de "superioridad" pero creo que quien juega con fuego se quema, al final hay alguien que hace frente a esa baja actitud, todos lo seres humanos son importantes y si a uno sus defectos los hace menos interesantes nadie merece mofarse de ellos. Una peque apreciación. Lo importante del tema es que puedes ver ese tipo de gente y ser menos inocente. Un abrazo.

Mario.

Dickson dijo...

Pues yo, Manderly, no la calificaría así. Me parece una comedia bastante divertida pero con moraleja, lo que la hace aún más interesante. Saludos.

Dickson dijo...

Hola, Javi. El que se cree que tanto tiene y necesita de ese tipo de cosas suele tener una bajísima autoestima y además tiene que estar aburridísimo. Saludos.

Dickson dijo...

Este tipo de comedias a la europea no suelen pasar bien la travesía del Atlántico. Me explico, Mario. Quiero decir que sus versiones Hollywood dejan, por lo general, bastante que desear, así que te recomiendo ver la original. Sólo sé que aquí en España se hizo bastante popular, pero no tengo ni idea de la repercusión americana. De todos modos inténtalo, porque merece la pena. Su título original es "Le diner de cons" aunque aquí se concoce como "La cena de los idiotas" y fue estrenada en 1998. Un abrazo.

William De Baskerville dijo...

Buenas tardes , Dickson.
He oido hablar de esta película varias veces, pero no he tenido oportunidad de verla aún.

A mi el cine Francés por lo general me gusta, y en la comedia no están mal.



La última que me ecantó fué Bienvenidos al Norte, que tambien se extrenó hace poco el remake Italiano (creo) cambiando Norte por Sur.

Pd:Muchas gracias por tus palabras. Me sonaba tu nick al verlo y creo que es del concurso de Crowley.

El problema de Blogger parece estar resuelto, nos afectó a todos! increible.

Parece ser que si, que irán recuperando comentarios, yo me he adelantado y los que perdí los he puesto yo mismo "a mano".

La verdad es que , cuando haces una entrada "extensa" te da un patatús que algo falle después de pasar a veces hasta horas...

Gracias por tu invitación, me agrego.

Saludos.

Dickson dijo...

Bienvenido, William. Tambie´n me encantó Bienvenidos al Norte, en la misma línea de la comedia francesa actual. y eso que se perdieron por el camino de la traducción un montón de sitauciones provocadas por el habla peculiar de aquella zona.

En cuanto al problema Blogger parece que todo va volviendo a su cauce, así que habrá que cruzar los dedos. Por cierto que puede sonarte el nick del concurso de Crowley, que me trae a mal traer. Aunque he empezado a participar hace sólo un par de meses, me tiene enganchado. Saludos.

miquel zueras dijo...

Es una película divertida. Una amiga parisina me contó que reflejaba cuando se puso de moda en los años 90 las "Cenas de idiotas". Veber es también el guionista de la memorable "La jaula de las locas". Saludos. Borgo.

Susan Lenox dijo...

Lo que me pude reir, con esta película una tragicomedia en toda regla, la recomiendo a tod@s,
Abrazos,

Dickson dijo...

¿Se pusieron de moda las cenas de idiotas? El ser humano nunca deja de sorprenderme, Miquel. Saludos.

Dickson dijo...

Un abrazo, Susan y gracias por pasarte.

Jota Pueblo dijo...

Me ha encantado cómo has analizado la película.Éste es ya uno de mis blogs fijos. Un saludo!!

Dickson dijo...

Dos veces gracias, amigo Jota. Saludos.

Clara dijo...

Hola, pasaba rápido para agradecerte por seguir mi blog!! Volveré pronto para leer más detenidamente tus entradas :)

Dickson dijo...

Por aquí te espero, Clara. Aprovecho para decirte que no me veo como para escribir comentarios en inglés, aunque sí he leido algunos post de tu blog, que es muy interesante. Saludos

ANRO dijo...

No me puedo creer que Bollywood haya versionado una peli francesa...¡se atreven con todo!...No amigo Dickson, no he visto esta "cena", que puede ser tan divertida.
Nos ocurre que a veces somos demasiado exigentes con el cine europeo y no debiera de ser así. Entono el mea culpa y trataré de verla.
Un abrazote.

Dickson dijo...

Así es, Anro. Anda que no nos tragamos casi cualquier cosa que sale de Hollywood sin rechistar y, en cambio, a Europa le exigimos un plus. Un abrazo.

Explorador dijo...

Una película estupenda, que incide en lo que tanta falta hace en el cine, creo. Guión, guión, guión. Con muy poco, consigue hacerte reir y pensar. Es genial :D

Un saludo :)

Dickson dijo...

Tiene la ventaja de tener un buen guión elaborado por el propio director, adaptando al cine una obra de teatro propia, por lo que nadie se entrometió para estropear el resultado y eso se nota. Saludos, explorador.

Explorador dijo...

¿Sí? SE ve muy teatral, pero no sabía que fuera antes una obra de teatro. Mola :) Gracias por la información, un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...