Páginas vistas en total

sábado, 5 de febrero de 2011

PICNIC

Joshua Logan, director de Bus Stop y poco más , contó en 1955 con William Holden y una cuasidebutante Kim Novak para protagonizar su película Picnic. Completando el reparto, secundarios de la talla de Arthur O´Connell  y Rosalind Russell, estrella de los cuarenta que había dado el gran salto a la fama en Luna Nueva, junto a Cary Grant.

Se hace evidente que Holden, recordado intérprete de El crepúsculo de los dioses, Sabrina, Nacida ayer ó El puente sobre el río Kwai, se encontraba en un buen momento profesional, pues nos regala un eficiente trabajo.

En otro orden de cosas, se nota que el paso de los años ha hecho mella sobre esta película, porque ha envejecido con achaques, aunque la escena del baile en el picnic colaborara enormemente a impulsar a su protagonista femenina a la categoría de sex-simbol, quedando para siempre grabada en la retina de muchos esta belleza gélida de mirada indescifrable, muy probablemente en detrimento de su faceta interpretativa.

                        

  
Picnic resultó laureada con los Oscar a la mejor dirección artística y al mejor montaje, siendo nominada a otras cuatro categorías: película, director, actor de reparto (Arthur O´Connell) y música. Además, Kim Novak recibió el Globo de Oro por el primer gran papel de su, entonces, incipiente carrera. Pese a todo, echo en falta un reconocimiento a la espléndida fotografía en Technicolor, obra de James Wong Howe, aunque la decisión de la Academia de Hollywood tuvo su lógica, ya que lo reconoció ese mismo año con su galardón en la categoría de blanco y negro por La rosa tatuada.

Como dato curioso, esta cinta fue utilizada para inaugurar el uso de la publicidad subliminal. En su estreno en el cine Fort Lee de Nueva Jersey, cada cinco segundos de proyección se insertó un texto imperceptible a la vista en que se incitaba al consumo de palomitas y Coca-Cola. El experimento se saldó con un incremento del 18% en las ventas del refresco y del 57% en el caso de las palomitas, aunque hay quien niega que realmente se llevara a cabo.

5 comentarios:

Clementine dijo...

"Picnic" es una de las películas que guardo con más cariño. No sé si habrá envejecido mal porque hace muchísimo tiempo que no la veo aunque, como bien dices, ahí queda esa inmortal escena del baile y ese gran plantel de secundarios.
Y, sí, Kim Novak irradia aquí todos sus encantos. Pero yo no puedo dejar de añadir que nunca ha aparecido en la pantalla un hombre tan sexy como William Holden en "Picnic". Menuda pareja.

Billie dijo...

Gracias a Clementine, me animo a ver Picnic.
Lo de William Holden ha sido determinante!

Dickson dijo...

No debes ser la única que piensa eso de Holden, porque en la puritana sociedad norteamericana de su tiempo ya fue un escándalo que apareciera con el torso desnudo en varias ocasiones, una de ellas dejando entrever que estaba desnudo en unos vestuarios.

Patri dijo...

Por fin la he visto y aquí va mi impresión:
Con "Picnic", me ocurre lo mismo que con "Bus Stop": me engancha la historia, la temática de fondo, la estética de los años 50 en América y algunos de los personajes y sus correspondientes actores, sin embargo no consigo desvincular lo vagamente rodada y/o dirigida que está, de todo su otro potencial. Y es curioso porque habitualmente coincido con la Academia en su gusto por las nominaciones, pero en esta ocasión, me parece que la nominación de Joshua Logan a mejor director no responde a otra razón que la puramente artística y no a la técnica. Por supuesto, resalto el tipazo de Novak y su vestido rosa, también el torso desnudo y sudoroso de Holden y la entrañable vecina que acude al grito de ayuda de la madre. Me gusta porque es Tennessianna y con eso me basta. un saludo Dickson

Anónimo dijo...

Hello! Just want to say thank you for this interesting article! =) Peace, Joy.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...